La ivermectina y el COVID-19

Image

English

Una de las tareas de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) es evaluar cuidadosamente los datos científicos sobre un medicamento para asegurarse de que es inocuo y eficaz para un uso concreto. 

Sigue habiendo interés en un fármaco llamado ivermectina para la prevención o el tratamiento contra el COVID-19 en humanos. La FDA no ha autorizado ni aprobado el uso de ivermectina para prevenir o tratar el COVID-19 en humanos o animales. 

Para los seres humanos, las tabletas de ivermectina están aprobadas en dosis específicas para tratar algunos gusanos parásitos, y hay formulaciones tópicas (en la piel) para los piojos y afecciones de la piel como la rosácea. Para los animales, algunos productos de ivermectina, como las formulaciones para verter, para empapar, para masticar, las inyectables y en pasta, están aprobados en los Estados Unidos para tratar o prevenir los parásitos en los animales. 

La FDA ha recibido múltiples informes de pacientes que han requerido atención médica, incluida la hospitalización, después de automedicarse con ivermectina destinada a los animales. 

Esto es lo que necesita saber 

La FDA no ha autorizado ni aprobado el uso de ivermectina para prevenir o tratar el COVID-19 en humanos o animales. 
La FDA ha determinado que los datos de estudios clínicos actualmente disponibles no demuestran que la ivermectina sea eficaz contra el COVID 19 en seres humanos. 
Los productos de ivermectina para animales son formulaciones diferentes de las aprobadas para humanos. Debido a la falta de pruebas de estas formulaciones en humanos, se desconoce la inocuidad de estos productos en humanos. No utilice nunca en usted ni en otras personas medicamentos destinados a animales.
Tomar grandes dosis de ivermectina puede ser peligroso.
Desde el punto de vista de la FDA, con pocas excepciones, los profesionales de atención médica pueden optar por prescribir o utilizar un medicamento aprobado para uso humano para un uso no aprobado cuando consideren que el uso no aprobado es médicamente apropiado para un paciente en particular. Si su proveedor de atención médica le receta ivermectina, hágalo a través de una fuente legítima, como una farmacia. 
¿Cómo se utiliza la ivermectina?

Los comprimidos de ivermectina están aprobados por la FDA para el tratamiento de la estrongiloidiasis intestinal y la oncocercosis, dos enfermedades causadas por gusanos parásitos. Además, algunas formas tópicas de ivermectina están aprobadas para tratar parásitos externos como los piojos y afecciones cutáneas como la rosácea. 

Algunas formas de ivermectina para animales están aprobadas para prevenir la enfermedad del parásito del corazón y tratar ciertos parásitos internos y externos en animales. Es importante tener en cuenta que estos productos son diferentes de los destinados a las personas, y que solo son inocuos cuando se utilizan en animales tal como se indica en la etiqueta o se prescribe. 

La FDA no ha autorizado ni aprobado el uso de ivermectina para prevenir o tratar el COVID-19 en humanos o animales. La FDA no ha determinado que la ivermectina sea inocua o eficaz para estas indicaciones (usos).

¿Cuándo puede considerarse no inocuo tomar ivermectina? 

Es posible que haya oído que está bien tomar grandes dosis de ivermectina. Tomar grandes dosis de ivermectina puede ser peligroso.

Incluso las dosis de ivermectina aprobadas para uso humano pueden interactuar con otros medicamentos, como los anticoagulantes. También puede sufrir una sobredosis de ivermectina, que puede provocar náuseas, vómitos, diarrea, hipotensión (tensión arterial baja), reacciones alérgicas (picor y urticaria), mareos, ataxia (problemas de equilibrio), convulsiones, coma e incluso la muerte. 

Cómo reducir el riesgo de COVID-19

Las directrices actuales de los CDC proporcionan recomendaciones prácticas e información para ayudar a las personas a reducir el riesgo de una serie de enfermedades víricas respiratorias comunes, incluido el COVID-19.

Hable con su proveedor de atención médica sobre las vacunas disponibles contra el COVID-19 y las opciones de tratamiento. Su proveedor puede ayudarle a determinar la mejor opción para usted, basándose en su historial de salud.

 

Content current as of:
04/05/2024